Empiezo a ver mal de cerca… ¿Y ahora qué?

A partir de los 40-45 años de edad se produce un proceso de degeneración natural del ojo comúnmente llamado presbicia o vista cansada

La presbicia es un problema visual que se debe a la pérdida de elasticidad del cristalino (lente natural del ojo que permite enfocar imágenes a distancias cercanas). 

Aunque la presbicia no se puede “curar”, al igual que hacemos con otros problemas visuales como la miopía, hipermetropía y astigmatismo, sí la podemos corregir.

Los métodos que existen para ello son:

Lentes de cerca: con ellas podremos ver de forma nítida a distancias de entre 33 y 45 cm. Suelen estar pensadas para tareas puntuales como la lectura y la costura. No permiten una buena visión a otras distancias.

Lentes bifocales: a través de este tipo de lentes podremos ver bien tanto de lejos como de cerca pero no las distancias intermedias (distancia del ordenador). Es una opción que ya está en desuso sobretodo por el hecho de que son poco estéticas.

Lentes ocupacionales: son unas lentes a través de las cuales podremos ver de forma perfectamente nítida distancias intermedias y distancias próximas. Están pensadas especialmente para gente que trabaja durante muchas horas delante del ordenador y con documentos en visión de cerca.

Progresiva: es la solución mas versátil. Son unas lentes que cuentan con varios focos de visión (multi-focal) en sola misma lente, pasando así de forma progresiva de la distancia de lejos a la intermedia y, de esta a la de cerca. Este tipo de lente permite la visión nítida a todas las distancias. Existen también las lentes de contacto progresivas, con las mismas ventajas visuales.

Corrección quirúrgica: no es una solución que se realice en centros ópticos. Destacan la cirugía láser de cornea y el trasplante de lente intraocular multifocal.

Aunque la elección del método de corrección va a depender de distintos factores (graduación, trabajo, expectativas, estética…) muchas veces se recomienda la utilización de varios de ellos de forma conjunta. Un ejemplo sería el de una persona que utiliza un progresivo para hacer su vida diaria y un ocupacional para trabajar delante del ordenador.

Para más información no dude en ponerse en contacto con nuestro equipo.

ATENCIÓN AL CLIENTE

Teléfono

+34 691 59 84 13

WhatsApp

+34 691 59 84 13

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *